La segunda fase de la actual Serie Nacional de Beisbol (SNB) comenzó este domingo con cuatro partidos celebrados simultáneamente. Las sub-series que implican a los ocho equipos clasificados para esta etapa arrancaron con el estreno de varios refuerzos. Los managers tuvieron la oportunidad de comprobar si los nuevos nombres que conformarán sus rostersfueron la opción correcta.

El público también ha tenido oportunidad de juzgar la selección de atletas realizada en los últimos días de 2014. En mayor o menor medida, los fanáticos le han dado la bienvenida a jugadores que durante la primera mitad de la SNB pertenecían a un equipo rival. Es una característica de las últimas ediciones del llamado pasatiempo nacional: los refuerzos que supuestamente aumentarán la calidad de los ocho clasificados para la segunda fase son talentos provenientes de los equipos no clasificados.

Este fenómeno ha provocado imágenes interesantes, como la del lanzador santiaguero Alberto Biscet vistiendo el uniforme de Industriales, eterno rival de los llamados “indómitos” del Oriente cubano. Los azules de la capital jugaron como visitadores este lunes contra Artemisa y aseguraron su primera sub-serie de tres juegos al ganar por segundo día consecutivo. Lázaro Vargas, mentor de los triunfadores, probó también al camagüeyano Dayron Blanco.

Por su parte, los artemiseños estrenaron una batería donde los primeros cinco hombres son importados de otros equipos. La alineación de estreno viene encabezada por el talento de Frederich Cepeda, jugador cubano que ha destacado en la liga japonesa.

La decisión de no aceptar traslados o intercambios se viene dando desde la primera vez que se experimentó esta modalidad de los refuerzos

Aparte de los encuentros entre Industriales y Artemisa, la televisión nacional ha transmitido los partidos entre Granma y Matanzas. Pero de estos dos últimos conjuntos, el de Bayamo no han tenido tanta suerte con los relevos y este domingo el pitcher Juan Carlos Viera otorgó una base por bolas que proporcionó el triunfo a los hombres de Víctor Mesa en el último inning, con dos outs en la pizarra.

Se espera que para las siguientes sub-series, a comenzar en la segunda mitad de esta semana, sean transmitidos los partidos entre los otros clasificados: Pinar del Río, Isla de la Juventud, Holguín y Ciego de Ávila. Este grupo tendrá sus propias historias para contar, comenzando con que los refuerzos de algunos de ellos han demorado en incorporarse. Inclusive un jugador de Las Tunas, que supuestamente iba a jugar para Pinar del Río, decidió no mudarse para la provincia más occidental de Cuba.

La decisión de no aceptar traslados o intercambios se viene dando desde la primera vez que se experimentó esta modalidad de los refuerzos, cuando el camagüeyano Alexander Ayala no quiso jugar para Sancti Spíritus. Esta forma de selección no termina de convencer ni a los jugadores que se toman en serio su camiseta, ni a muchos seguidores del béisbol en la Isla que todavía no acaban de ver el anunciado “salto cualitativo” de la pelota cubana, pese a los experimentos.

Víctor Ariel González-Diario 14ymedio 
 

Comentários

comentários